Cine soviético: películas, directores…

marzo 13, 2010

Los diablillos rojos – Красные дьяволята (1923)

Filed under: 1921-1930, 1923, Cine georgiano, Cine mudo, Perestiani, Iván — Carlos Valmaseda @ 6:03 pm
Los diablillos rojos

Poster de la película

Ficha técnica
Dirección:   Ivan PERESTIANI  (Иван ПЕРЕСТИАНИ)
Guión: Ivan PERESTIANI (Иван ПЕРЕСТИАНИ)

Intérpretes
Pavel ESIKOVSKI (Павел ЕСИКОВСИЙ) …Misha
Sofia ZHOZEFFI (София ЖОЗЕФФИ) …Duniasha
Kador BEN SALIM (Кадор БЕН-САЛИМ) …Tom Jackson
Konstantin DAVIDOVSKI (Константин ДАВИДОВСКИЙ) …Budionny
Vladimir SUTYRIN (Владимир СУТЫРИ)…Makhno
G. LEYN (Г. Лейн)… Петров
N. NIROV (Н. Ниров)… Garbuzenko
Svetlana LIUKS [Светлана Люкс]… Oksana
Ian BURINSKI [Ян Буринский]… Esaúl (oficial cosaco)
Zakari BERISHVILI [Закарий БЕРИШВИЛИ]… bandido
Georgi MAKAROV (Георгий МАКАРОВ) …bandido
D SVETLOV [Д. Светлов]… bandido
Patvakan BARKHUDARIAN [Патвакан Бархударян]… bandido
Vitali BRIANSKI (Виталий БРЯНСКИЙ) …el padre Pavsikaki

Operador : Aleksandr DIGMELOV (Александр ДИГМЕЛОВ)
Diseño de producción: Fyodor PUSH (Федор ПУШ)
Productora: Narkompros de Géorgie
Fecha de estreno en Rusia: 25/09/1923

Descargas
Descarga directa, Torrents, emule. En Arjlover se puede escoger entre diferentes opciones.

Subtítulos

La traducción es mía así que quizá no sea muy fiable. Descarga.

Resumen
Zona sureste de Ucrania: región de Ekaterinoslav -la actual Dnepropetrovsk- y Crimea. El líder anarquista Makhno [se pronuncia Majnó]  y sus tropas atacan un poblado del ferrocarril en el que los obreros están reconstruyendo los trenes destruídos por los blancos en retirada. Entre los trabajadores, Petrov y su hijo adolescente Misha. Éste lee sin cesar las aventuras de El Rastreador, un relato de aventuras de Fenimore Cooper. Su hermana, Duniasha, se identifica en cambio con El Moscardón, personaje de un relato de Voynich sobre la liberación de Italia -desconocido en España pero de un éxito enorme en Rusia-. Mientras los chicos saltan de tren en tren perseguidos por los bandidos, su padre es alcanzado por las balas durante el combate. Cuando los makhnovistas se retiran, los chicos encuentran moribundo al padre, quien les hace recordar a su hermano fusilado por los blancos y prometer que lucharán como hijos de la clase obrera.
Los makhnovistas disfrutan del botín, vendiéndoselo a un kulak de la zona. Éste acude al mercado para comerciar con lo robado, y a la vuelta es atacado por los dos hermanos. Con el dinero conseguido se compran en la ciudad pelucas y barbas postizas para parecer mayores. Su objetivo es unirse a las tropas de Budionny. Paralelamente, Tom Jackson, un marinero negro escapado de un barco en Sebastopol, malvive haciendo acrobacias en la calle con un par de músicos que se quedan con la mayor parte de la recaudación. Se inicia una pelea y acuden en ayuda de los músicos unos cuantos transeúntes, que golpean a Tom. Acuden a salvarlo los dos hermanos. Se forma así el grupo de Los diablillos rojos.
Los chicos, disfrazándose con las pelucas, consiguen engañar a los guardianes de un tren que se dirige hacia el cuartel general de Budionny. Allí le explican a éste sus peripecias y consiguen ser admitidos en la caballería roja como exploradores. En una de sus salidas, consiguen engañar a un convoy de blancos en retirada capturándolos a todos. Se apoderan de un pasaporte a nombre del hijo de un suboficial blanco. Lo aprovechan para que Duniasha se infiltre en el cuartel general de Makhno y le deje notas amenazadoras. Finalmente, la chica consigue una cartera con los planes makhnovistas y huye hasta encontrarse con sus dos compañeros. Son perseguidos y acaban acorralados en una playa. Misha y Duniasha entregan la cartera a Tom para que la lleve hasta Budionny mientras ellos entretienen a sus enemigos. Los dos hermanos son capturados y maltratados, pero los bandidos no encuentran la cartera. Duniasha es llevada ante Makhno, quien enfurecido por no haber encontrado los papeles, ordena dar 50 latigazos al oficial que ha capturado a los muchachos. Mientras tanto un bandido se encarga de eliminar a Misha. Se dirige a un acantilado y lo lanza -es el cartel de la película que vemos al inicio de la entrada-. Tom, que había permanecido vigilante, acaba con el bandido y salva a su amigo.
Duniasha es torturada por Makhno para que desvele dónde se encuentra la cartera con sus planes. Cuando comprende que la chica no va a hablar, manda al bosque a un par de oficiales alemanes, aliados suyos, para que la cuelguen. La chica es rescatada en el último momento por sus amigos y llevada hasta un hospital en el que se recupera de sus heridas.
Nos encontramos en la etapa final de la lucha por Ucrania. .Las tropas de Budionny, ayudadas por el oficial que había sido ultrajado, conquistan el último refugio de Makhno. Misha, que se ha lanzado impulsivamente al combate acaba en medio de las tropas makhnovistas y es capturado. Lo llevan a un molino en el que Makhno se divierte con alcohol y mujeres. Para divertirse organiza un combate entre Misha y uno de sus mejores hombres -David contra Goliat-. El muchacho vence sin esfuerzo al coloso y escapa al galope. Finalmente, mientras Makhno intenta conquistar a la hija de la molinera es capturado y llevado como prisionero ante Budionny, en aquel momento celebrando un desfile de la victoria. Los tres muchachos son recompensados con la medalla de la Bandera Roja.

Obra original
La película está basada en el relato de mismo título de Pavel Bliakhin. Autor que ya conocemos pues fue uno de los participantes en la reunión en la que Maiakovski presentó su guión de “¿Cómo está usted?” y también uno de los atacados en la intevención sobre Sovkino, su lugar de trabajo, imagino que precisamente debido al gran éxito que había tenido la adaptación de su obra.
Pavel Andreevich Bliakhin [Бляхин Павел Андреевич] (1886-1961) era un antiguo militante del partido -ingresó en 1903-. Entre 1923-26 y 1926 publicó las aventuras de “Los diablillos rojos (La caza de la zorra azul)”, cuya primera parte es la reflejada en la película. Según Lebedev, un clásico de la historia del cine, le siguieron una serie de películas con los mismos protagonistas:  Sabur-Mogila [‘Савур-могила’], Las aventuras del príncipe Shirvanski [‘Преступление княжны Ширванской’], El castigo del príncipe Shirvanski [Наказание княжны Ширванской], Illan-Dilli [‘Иллан-Дилли]… Así nos cuenta este mismo autor cómo nació la obra: En 1920 Bliakhin ocupaba el puesto de presidente del Gubrevkom en la región de Ekaterinoslav, en 1921 lo enviaron a trabajar a Kostromá, y de allí a Bakú. Las dificultades de desplazamiento de la época hicieron que el viaje hasta Bakú le llevase casi un mes. Para acortar el tiempo y distraer un poco a su hijo, empezó a escribir un relato de aventuras sobre unos adolescentes: se trataba de “Los diablillos rojos”. En un club del komsomol se hizo una lectura pública y a finales de 1922 se publicó el relato. Alguien aconsejó a Bliakhin mostrar el libro al director Perestiani. A éste le gustó y decidió realizar la película. En el relato, además de la pareja de hermanos protagonistas, el tercer miembro del trío es chino. Perestiani no encontró un actor que le convenciese y por eso cambiaron por un actor negro. No sería éste el único cambio en el guión. De hecho fueron tantos que Bliakhin acabaría escribiendo a Perestiani lamentándose de que el resultado no era “su” obra. En los títulos de crédito se decía que la película se había rodado sin guión. El director aseguraba que el guión se había perdido y habían acabado rodando de memoria, improvisando sobre la marcha. Al parecer era una excusa para no pagar los derechos de autor, aunque en vista del resultado yo no lo descartaría.
Se puede leer el relato en ruso en multitud de páginas, dada su popularidad. Por ejemplo, en Lib.ru.

El relato ha sido uno de los clásicos de la literatura juvenil soviética más conocido de todos los tiempos. De hecho, fue tanta su popularidad que se hizo una nueva versión en otra película, ya en los años 60, tan conocida o más que su predecesora: Los vengadores inalcanzables [Неуловимые мстители].

El trasfondo histórico
Ya sé que no se trataba de un documental, pero como historiador y como comunista la verdad es que me avergüenza cómo se presenta en esta película la compleja historia de la guerra civil en Ucrania. No podemos extendernos sobre las peripecias de las diferentes fuerzas en juego en ese periodo – alemanes, nacionalistas ucranianos, bolcheviques, anarquistas…- pero debe quedar claro que el retrato que se hace de Makhno y su gente es una burda manipulación. Makhno no se unió a los alemanes y a los blancos. Al contrario, combatió contra ellos y, en ocasiones, junto al Ejército Rojo. Y por supuesto no acabo detenido por un par de descerebrados budionnistas sino que se exilió en París donde trabajo como obrero hasta su muerte en 1934. Al parecer, incluso, en unos estudios de cine. En esa ciudad conoció a Durruti y, posteriormente, algún antiguo miembro del Ejército Negro participó en la Columna Durruti. Supongo que no hace falta que lo diga, pero la película debe verse por tanto como un mero entretenimiento, una historia de aventuras, dejando de lado su fidelidad histórica.

Dejo unos cuantos enlaces para ampliar un poco esta información. Son básicamente de Wikipedia, para no extenderme demasiado:
Para una visión muy general podemos empezar con la situación en Ucrania tras la revolución rusa. Se pueden obtener más datos siguiendo sus enlaces.
Sobre Makhno la fuente principal es la página que tiene dedicada. Es, obviamente, una visión desde el anarquismo, pero tiene muchos documentos interesantes, no sólo sobre Makhno sino también sobre la Makhnovschina, el Ejército Negro, etc.
Para una biografía podemos utilizar la de Wikipedia. Creo que es mejor la versión en inglés.  La española es más bien una hagiografía.
Por último un par de enlaces sobre la Makhnovshchina y el Ejército Negro (en inglés o español).
Para la visión desde la perspectiva leninista, puede servir su recopilación sobre socialismo y anarquismo.

Enlaces
Kino-teatr (en ruso). Datos generales.
Enciclopedia del cine patrio [Энциклопедия отечественного кино](en ruso). La ficha es muy sencilla, pero en la de Perestiani se dan datos interesantes.
Capítulo de Lebedev sobre los éxitos de los años 1921-1925 (en ruso).
IMDB (en inglés). Ficha de la película
Cine-clásico (en español). Ficha de la película.
Mass-culture in Soviet Russia (en inglés). Tengo el libro pero me daba pereza transcribir y traducir el texto, así que me he alegrado al ver que están en Google Books las páginas que hacen referencia a la película. Se trata de la primera parte del guión original, algo que no acabo de entender porque se supone que no había guión, pero…en todo caso, ahí lo tenéis.

Película
No nos engañemos. Al público de la época no le gustaban demasiado ni Eisenstein, ni Kuleshov, ni Vertov ni ninguno de los demás innovadores de la cinematografía soviética. Fueron los directores que ya tenían una experiencia previa en el mundo del cine quienes más trabajaron en los primeros años de la revolución (Gardin, Chardynin, Perestiani, Protazanov al regresar del exilio, etc.) y fueron sus obras las que obtuvieron, de lejos, un éxito más rotundo. Tal es el caso de la película que estamos comentando. Pensada inicialmente para el público infantil se convirtió rápidamente en un éxito de taquilla que se prolongó durante años. Incluso durante la Segunda Guerra Mundial se le añadieron diálogos sonoros, según parece.

La película fue rodada en Georgia ya que allí se había afincado el director Ivan Perestiani en 1920 y había ya realizado un par de películas. Para los papeles de los jóvenes diablillos escogió a tres artistas de circo. Así recordaba en sus memorias el director la realización de esta película:

Patvokan Barkhudarian y Georgi Makarov, ambos en un futuro no lejano directores de talento, Mikhail Mirzoian y el ya mencionado Sharko Berishvili, el administrador, el operador Digvelov y el fotógrafo Anton Polikevich, futuro excelente operador; todos ellos literalmente brillaban, como se suele decir, se les doblaban las piernas de cansancio. La dirección nos ayudaba en la medida de sus posibilidades, enfrascada en la obtención de medios, como dijo Amo Bek-Nazarov, “ocupados bajo tres palabras de honor”. La tarea que tenía ante mí era enorme. Para su cumplimiento era necesario antes que nada organización (¡ay!) y después el soporte fundamental del trabajo: los actores. Pero yo tenía tres novatos en los papeles principales. Entre ellos Esikovski -artista del género hablado, bastante listo para, de forma muy graciosa, hacerse pasar por tonto. También Sonia Zhozeffi, una chica tímida poseedora de algo más que una cualidad exterior, más exactamente un donaire que no tuve tiempo de revelar, que se ocultaba bajo este exterior. Y finalmente Ben-Salib, un enigma impenetrable, una persona de otras tierras, con una apariencia siempre impasible, del que me intrigaba siempre mucho su mirada escrutadora y su sonrisa amable. Esta gente era el centro de la película. Podía estar tranquilo de los excelentes actores Davidovski -Budionny-, de Makhno -Sutyrin, persona muy inteligente, equilibrada y participativa-. Tocaba muy bien el violín,  dotado de una clara inteligencia y una gran elocuencia. También buenos fueron dos intérpretes de los bandidos, precedentes de Hitler: Barkhudarian y Makarov, mis ayudantes.

A menudo recordaba lo ofensivo que le pareció a Makarov mi imposición de que la apariencia del personaje que interpretaba obligaba a llevar gafas negras. Después de una grabación de prueba se cambió de ropa con lágrimas en los ojos,  tirando todos los accesorios de vestuario y maquillaje, y salió del estudio apareciendo sólo después de un par de días. Aceptando mi encargo, miraba a un lado y respondía sólo con interjecciones entrecortadas. La verdad es que, estando dotado de bondad y de un humor inagotable, rápidamente se calmó, se reconcilió y… fue uno de los más brillantes personajes de la película, destacando en primer plano en este pequeño papel.

Me preguntan a menudo, cómo y de dónde se me ocurrió este personaje, que no existe en el relato de Bliakhin y que de forma tan extraña anticipa a los hitlerianos, miembros de la Gestapo, etc. No puedo responder a esta pregunta de forma completamente cierta. Con toda probabilidad, jugaron aquí algún papel las impresiones que quedaron en mí tras el desfile de las tropas del kaiser en Berlín.

En cuanto a los personajes makhnovistas, fueron escritos en cierto grado por mí  del natural. Los recordaba muy bien del efímero encuentro en la estación de Krasny Liman.”
Perestiani, I. 75 años de vida en el arte. Moscú, 1962.

Según Youngblood Los Diablillos rojos gozó de considerable popularidad tanto entre el público como entre la crítica. Cuando [el periodista] Khersonski la vió, informó de un entusiasta aplauso de la audiencia y de fuertes gritos de ‘hurra’“. Jay Leyda cita una crítica de la película del corresponsal del New York Times en Moscú del 8 de diciembre de 1923, quien hace notar que “hay siempre un tremendo grito de alegría cuando el popular general cosaco [Budionny] aparece en la pantalla”. Este mismo año apareció el primer número de la revista Kino-Gazeta [Кино-Газета]. Ésta preguntó a sus lectores cual era su película favorita. Los diablillos rojos ocupaba el cuarto lugar, pero era la primera película soviética. Los tres primeros puestos eran producciones extranjeras. También las autoridades estaban satisfechas. Lunacharski diría que la película era uan gran victoria de la joven cinematografía soviética.

Director
Próximamente dedicaremos una entrada a Ivan Perestiani y por lo tanto me limito ahora a dar unos cuantos datos básicos.
Ivan Nikolaevich Perestiani (en georgiano: ივანე პერესტიანი; en ruso : Иван Николаевич Перестиани; 13 April [O.S. 1 April] 1870 — 14 May 1959) fue un director de cine, guionista y actor. Era griego de origen étnico y su nombre original era Giannis Nikolas Perestianis. Nació en Taganrog (sur de Rusia) y comenzó su carrera como actor, tanto de teatro como del cine anterior a la revolución.
Durante la guerra escribió diversos guiones para cortos y en 1920 se desplazó a Tbilisi, convirtiéndose en uno de los padres de la cinematografía georgiana. En 1921 rodó Arsen Zhorzhiashvili y el año siguiente La fortaleza de Suram. Sería, sin embargo, la película que estamos comentando su mayor éxito, a la que seguirían varias secuelas. Paralelamente siguió su carrera como actor. Murió en Moscú en 1959.
Para saber más:
Wikipedia (en inglés)
Kino-Teatr (en ruso)
Enciclopedia del Cine Patrio [Энциклопедия отечественного кино] (en ruso). Es la versión más completa.

Video de la canción Iablochko [Эх, яблочко]

En la película aparece con una cierta asiduidad la frase “¡Ay, manzanita! ¿Dónde vas rodando?” Se trata de la primera línea de una canción muy popular durante la Guerra Civil, especialmente entre los marinos. La tonada era siempre la misma, pero la variedad en la letra era enorme. La utilizaban tanto los bolcheviques como los anarquistas. Para saber más sobre la canción, la wikipedia (en ruso). Para finalizar esta entrada me ha parecido interesante mostrar unas cuántas versiones.

La primera es una versión ‘canónica’ bolchevique, la de la película de 1963 “Una tragedia optimista” [Оптимистическая трагедия], en la que, por supuesto, los comunistas son los protagonistas y los anarquistas lo peor de lo peor.

La canción ha mantenido su popularidad hasta hoy en día. Veamos cómo la interpreta el grupo Leningrad. Shnurov, su líder, hizo más de una versión con la misma música. Creo que la primera es sobre una chica que aborta. Ésta que presento es, digamos, más centrada en temas políticos. Por el retrato de Limonov, imagino que la colgó algún nacional-bolchevique.

Por último, para que no se nos enfaden los anarquistas, presento una versión del grupo, auto-denominado makhnovista, Mongol Shuudan [Монгол Шуудан]. Y eso que la letra dice cosas como que ‘echaremos a los comunistas como comida para los peces’… Parece que guardan un poco de rencor.

Anuncios

4 comentarios »

  1. […] « ¿Cómo está usted? Guión de V. Maiakovski (1926) Los diablillos rojos – Красные дьяволята (1923) […]

    Pingback por Cine mudo soviético: listado de películas « Cine soviético: películas, directores… — marzo 16, 2010 @ 9:07 pm

  2. Hola, escribo desde México….Me gustaría que en una próxima entrega comentaras un corto cómico de Eisenstein.

    Felicidades por tan estupendo blog y por tus numerosas refrencias.

    Comentario por Miguel Ángel Morales — marzo 18, 2010 @ 1:23 pm

  3. Gracias, Miguel Ángel. Si te estás refiriendo al Diario de Glumov estamos de enhorabuena. Es la entrada que estoy trabajando ahora mismo. Va a ser un post largo para una película muy corta,así que creo que puede que todavía tarde unos días en terminarlo.

    Comentario por Carlos Valmaseda — marzo 18, 2010 @ 5:39 pm

  4. […] dedicar un esfuerzo para conocer mínimamente su obra, a la que ya hemos dedicado dos entradas: Los diablillos rojos y La fortaleza de Suram- y, por último, tenemos bastante información sobre él a partir de su […]

    Pingback por Iván Perestiani – Иван Перестиани (1870-1959) « Cine soviético: películas, directores… — abril 30, 2010 @ 9:29 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: